¿Qué es la Inteligencia Artificial?

La inteligencia Artificial (IA) es una rama de la ciencia de la computación que propone elaborar dispositivos que simulen la capacidad humana de razonar, percibir, tomar decisiones y resolver problemas, es decir, la capacidad de ser inteligente.

Existente desde hace décadas, esta área de la ciencia es en gran medida impulsada por el rápido desarrollo de la informática y la computación.

Historia de la Inteligencia Artificial

Iniciada en los años 1940, la investigación en torno a esta incipiente ciencia era desarrollad sólo para buscar nuevas funcionalidades para dispositivos aún en proyecto. Con el advenimiento de la Segunda Guerra Mundial, surgió también la necesidad de desarrollar la tecnología para impulsar la industria bélica.

Con el pasar del tiempo, surgen varias líneas de estudio de la IA, una de ellas es la ecológica, que estudia el desarrollo de conceptos que pretendían imitar las redes neuronales humanas. En realidad, es en los años 60 en que esta ciencia recibe el apodo de la Inteligencia Artificial y los investigadores de la línea ecológica, creyeron posible que las máquinas realizaran tareas humanas complejas, como la de razonar.

Después de un período oscuro, los estudios sobre redes neuronales volvieron a la luz en los años 1980, pero es en la década de 1990 que la Inteligencia Artificial tiene un gran impulso, mismo que se ha mantenido hasta nuestros días.
Inteligencia Artificial en la vida real. Hoy en día, son varias las aplicaciones en la vida real de la Inteligencia Artificial: juegos, programas de ordenador, aplicaciones de seguridad para sistemas informacionales, robótica (robots auxiliares), dispositivos para el reconocimiento de escritura a mano y reconocimiento de voz, programas de diagnósticos médicos y mucho más.

Inteligencia Artificial en la ficción

Un tema muy recurrente en las historias de ciencia ficción, la Inteligencia Artificial está presente en libros, dibujos animados y películas. Un autor de gran relevancia en esta área es el ruso Isaac Asimov, autor de historias de éxito, como El Hombre Bicentenario y Yo, Robot.

Sin embargo, no todo son flores en la visión de aquellos que llevan la Inteligencia Artificial a la ficción. Películas como 2001: Una Odisea del Espacio, dirigida por Stanley Kubrick, Matrix, de los Wachowski, y Terminator, dirigida por James Cameron, muestran cómo la humanidad puede ser sojuzgada por las máquinas que pueden pensar como el ser humano y ser más frías e indiferentes a la vida que sus similares de carne y hueso.

La controversia

Basándose en historias ficticias como las citadas anteriormente, no es difícil imaginar el caos que puede ser causado por estos seres de metal, con un enorme poder físico y de razonamiento, que actúan independientemente de la voluntad humana. Guerras injustas, esclavitud e incluso la extinción de la humanidad suelen presentarse como consecuencias del desarrollo de la Inteligencia Artificial.

Por otro lado, los robots inteligentes pueden ser de gran utilidad en la medicina, disminuyendo el número de errores médicos, en la exploración de otros planetas, en el rescate de personas soterradas por escombros, además de sistemas inteligentes para resolver cálculos y realizar investigaciones que podrán encontrar curas a diversas enfermedades.

Como se puede observar, la Inteligencia Artificial es un tema complejo y muy controversial. Son varios los puntos a favor y en contra, y cada lado tiene razón en sus afirmaciones. De nosotros depende esperar que, independiente de los rumbos que los estudios sobre IA tomen, sean guiados por la ética y el sentido común.